was successfully added to your cart.

Delta del Okavango en Botswana. Recuerdo aquel día como si fuera ayer. Aterrizaba, después de tanto avión en Maun y allí estaba mi contacto con su sonrisa, como el que espera un familiar que vuelve a casa por Navidad… pero no nos conocíamos. Me paseó orgulloso por el aeropuerto como si hubiera cobrado una pieza de gran talla, y me deja en el aeropuerto  “de cercanías”. Allí está mi avioneta, y comienza la andadura.

Del Okavango y sus aledaños

Me habían hablado tantas veces del Delta del Okavango en Botswana, que estaba seguro de conocerlo bien. El famoso río que no encuentra un Mar donde verter su esfuerzo y se derrama derrotado en el Kalahari. Mal fin para un luchador que se ha abierto paso desde tan lejos.

Baña Angola, baña Namibia,  y en su avance hacia el fin de su viaje en Botswana, va creando vida y esperanza para un territorio árido por definición. Si miras el mapamundi  hecho desde satélite, hay, allí, al otro lado de tanto verde intenso, más al Sur todavía, una franja amarilla como la que expresa el Sahara y sus aledaños, pues allí les ha tocado vivir a los seres que habitan estas tierras, y es el Delta del Okavango, el Ángel liberador de tantas angustias. Hablamos de 22.000km cuadrados cuando se inunda, ahí es ná.

El piloto me pide que me siente a su lado y me ponga los cascos, hoy voy solo, como siempre. Arranca la hélice y se dirige a la pista. Antes del despegue me hace algunas aclaraciones innecesarias, la puerta de emergencia, la lancha salvavidas, y remata pasando una bandejita con caramelos ja ja ja, detallazo. Profesional, muy profesional. En fin, es comandante y tiene obligaciones.

El vuelo no tiene desperdicio, voy colocando las piezas en su sitio,  Moremi, La Reserva Natural, abarca todo el lado Oriental del Delta, lo que la convierte en una de las áreas más exquisitas de África. Veo territorio anegado, pero también veo zonas de sabana espectaculares, e incluso bosquetes densos de vegetación, Moremi tiene de todo, que más se le puede pedir. Además, esta zona sigue siendo la tierra de los Basarawa, bosquimanos que no fueron apartados al convertir el territorio en Parque, como en otras áreas.

El piloto encara una pista de tierra en medio del pastizal y allá vamos, un aterrizaje digno de una libélula, suave y en medio de la nada ja ja ja

Camps de la reserva de Moremi

Y se acercan del Toyota Land Cruiser que me espera  para llevarme a uno de los pocos camps que se encuentran en esta maravillosa reserva. Sí, un camp, un campamento hecho a la manera tradicional, de paredes de lona, como en Memorias de África, pero con todas las comodidades y la estética Victoriana que tenemos en nuestro imaginario asociado a estos lares: baúles, faroles de petróleo, maderas nobles… Un escenario para que soñemos despiertos nuestra vida en África.

Para mí el lujo es poder percibir el entorno en estado puro, sin aditamentos ni artificios. No me interesan los parques temáticos, me interesa la realidad, para ella quiero ser permeable. Es difícil resistirse a los encantos de la noche en un camp: la luz amarilla tenue que ilumina tu espacio, los marrones oscuros del mobiliario de maderas nobles, y los sonidos que nos rodean, que inundan el silencio… De pronto los elefantes mantienen una serena y profunda conversación pegados a la tienda, que indiscreción. Produce una intensísima cantidad de sensaciones en nosotros, desde nuestro baluarte la seguridad es total, apenas a unos metros, ruge un león y empieza a llover, bendita lluvia que golpetea la lona y nos convierte en exploradores del XVII.

La Reserva de Moremi lo tiene todo, la sabana, la inundación del Okavango, los bosquetes, el safari a pie con un ranger armado,  que no se puede hacer en todas partes, el safari nocturno para ver a los depredadores en acción, los paseos en lancha para sorprender a los hipos en sus pozas, las rutas en mokoro, ese tronco ahuecado que usan los locales para desplazarse perchando como si de nuestra huerta se tratara, las pequeñas aldeas con esa vida llena de niños que se ríen como no he oído en ninguna otra parte… Todo eso es Moremi, si en el fondo de tu ser encuentras un Livingston en potencia, este es tu lugar, no lo dudes, y aquí, te estaré esperando.

El viaje al Delta del Okavango en Botswana es una experiencia única, del que traerás en tus recuerdos algo más que fotos increíbles.

Buen viento navegante.

¿Quieres viajar a este destino?

Renovamos nuestra oferta de viajes de forma constante, si quieres recibir un aviso cuando preparemos un viaje a este destino, por favor, completa el siguiente formulario ...

¡Viajes recomendados!

Entra en el mapa y decide tu próxima obsesión

Elige tu destino entre nuestras recomendaciones, cada día la red crece y colgamos constantes novedades. Ideas alucinantes para tu próxima aventura.

Viajes en Grupo

¡¡En marcha!!, como dicen en swahili, Twend Twende!! Vamos vamos!!

Si te apetece compartir la experiencia con más gente como tú, éste es tu club. Con nuestros viajes en grupo podrás unirte a otros viajeros para realizar viajes muy especiales.

Viajes para empresas

He visto cosas que vosotros no creeríais… y puedo ayudarte a ser único. Mi experiencia viajando a lo largo y ancho de este mundo puesta en tus manos para que consigas ese efecto que andas buscando, ni lo dudes, ¡llámanos!

Todos esos momentos NO se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Serán tuyos, para siempre.